La república Galáctica

2000px-Galactic_Republic.svg.png
La República, dirigida por el Canciller Supremo, tenía un alto sentido democrático que fue capaz de funcionar por sí mismo durante veinticinco mil años. Se decía que su historia completa “llenaría miles de bibliotecas”.
La República comenzó como una protección mutua y una alianza económica entre cierto número de planetas del núcleo galáctico. Cada estado miembro (gobiernos de sistemas) envió a un representante (un Senador) al órgano legislativo central (el Senado). Los Senadores eran embajadores de su mundo natal y los planetas miembros podían mantener su propio gobierno y sociedad de acuerdo con las creencias, costumbres y tradiciones locales. Había una gran variedad de diferentes tipos de gobiernos locales a lo largo del espectro político: desde monarquías hasta repúblicas pasando por comunidades tipo colmena. En algunos sistemas, el Senador era elegido (mediante elecciones) para ese puesto; en otros, el gobierno local designaba el Senador. La monarquía de Naboo designaba sus Senadores, mientras que el Consejo de Ancianos de Alderaan elegía a sus senadores desde sus propias filas (normalmente el heredero de la Casa Real de Organa, siendo también el líder del consejo).

Los miembros del Senado elegían un Canciller Supremo de entre sus filas que serviría como presidente del gobierno de la República (y por defecto, jefe de estado) y jefe diplomático.

Actualmente se encuentra en guerra con la Confederación de sistemas separatistas independientes

La república Galáctica

Star Wars: El núcleo del mal Billyurarenge